Dom arquitectura

CONCEPTO PROYECTO ESCUELA “TALLER DE MUSICS”

Pautas y ritmos

 

El proyecto consiste en habilitar una escuela de música, el espacio diáfano situado en la tercera planta del Centro Cultural Can Fabra, edificio que había sido una fábrica textil históricamente.

El proyecto planteaba un reto importante: realizar una Escuela de Música encima de una Biblioteca, con toda la dificultad que eso suponía a nivel de aislamientos acústicos para evitar así la transmisión de vibraciones al resto del edificio.

 

Teníamos un programa que definía muy bien el número de aulas y la superficie exacta para cumplir con los requerimientos mínimos de una Escuela de enseñanza Superior. Por lo tanto planteamos una distribución basada en el aprovechamiento máximo del espacio disponible.

Todas las aulas se separan 1,8 metros de las paredes de la fachada exterior, permitiendo unos accesos perimetrales, y generando una circulación cómoda alrededor de todas ellas. Se pretende evitar así el contacto de las aulas, con la fachada y las carpinterías exteriores, ya que impedirían el buen aislamiento y perturban su buena acústica, y transmitirían vibraciones al exterior.

 

Cada aula se forma como un volumen independiente, separado de la fachada y de la cubierta existente, y separados entre sí y del forjado, de forma que cada caja queda aislada y funciona sin ningún tipo de contacto con el resto.

Todas las aulas quedarán aisladas acústicamente mediante aislamientos, elementos elásticos y absorbentes, impidiendo así que se transmitan sonidos y vibraciones entre ellas.

 

A la hora de plantear la propuesta no quisimos dejar de lado el espíritu de la música:

Después de llevar a cabo un intenso estudio del espíritu del músico, sus necesidades, su aprendizaje, sus partituras, sus instrumentos y su filosofía, se ha intentado plasmar una propuesta que reúna todas esas condiciones.

Notas, partituras, ritmos, espacios, pausas, acordes, pautas, pentagramas, nos inspiran para realizar proyecto.

Las aulas son austeras en su interior para favorecer la concentración del músico en el aprendizaje. Predominan los grises combinados con el blanco. En su interior las instalaciones quedan vistas para no agujerear el aislamiento de estas cajas acústicas.

Los espacios comunes se plantean con unos alzados con ritmos continuos muy marcados, que generan un degradado mediante paneles de formica de colores armónicos, relajados, creando unas zonas atractivas y propias de un centro juvenil de estudiantes.

En las zonas comunes, se coloca un falso techo de lamas, como si fuera un pentagrama continuo o las cuerdas de un piano, que cubren la zona abierta que deja la cubierta existente del edificio, por donde pasan también todas las instalaciones del centro.

 

Dom arquitectura: www.dom-arquitectura.com

Arquitecto: Pablo Serrano Elorduy

Interiorista: Blanca Elorduy

Aparejador: Jose Mª Navarro

Ingenieria: Eduard Parera – Enginyeria Tescor

Constructor: Tascó, estudi de construcció

Cliente: Fundació Privada Taller de Musics

Superficie: 1273 m2

Fotografía: Jordi Anguera+

Diseño de casa en la Cerdanya

La calidez de la madera

Dom Arquitectura – www.dom-arquitectura.com

Arquitecto: Pablo Serrano Elorduy

Interiorista: Blanca Elorduy

Colaboradores: Carlota de Gispert

Superficie: 602,9 m2

Fotografía de Arquitectura Jordi Anguera (www.jordiangueraphoto.com)

 

El proyecto se realiza en un pequeño pueblo de la Cerdanya. Situado en la ladera norte y orientado al sur, un denso núcleo rural formado por unas 20 casas, se rodea de campos y prados donde la agricultura y la ganadería, son las actividades principales. Las impresionantes vistas del cadí al frente hacen de este entorno, un paraíso natural.

La mayoría de construcciones del pueblo están formadas alrededor de una era. Viendo la estructura del pueblo vemos las antiguas construcciones formaban conjuntos de vivienda, pajares y antiguas cuadras, que rodeaban estos espacios exteriores y así organizaban sus construcciones.

Uno de estos grupos de construcciones formados por un pajar, una cuadra, un almacén, una pequeña vivienda y un badiu, pertenecían a nuestro cliente que quería rehabilitar el espacio y convertirlo en vivienda propia y varios pabellones de invitados.

Se mantienen los volúmenes de las construcciones existentes, rehabilitando sus fachadas y cubiertas y redistribuyendo todos los espacios interiores. El badiu es un gran espacio cubierto y abierto, que se ha rehabilitado manteniendo las antiguas cerchas que soportaban la cubierta. mediante un sistema de maderas y tejas donde no hay ningún material de agarre.

En el interior de la vivienda surgen diversas habitaciones y zonas de estar para invitados que se tratan conservando algunas paredes de piedras, revistiendo otras de madera, usando elementos de hierro de soporte y combinando pavimento de madera con azulejos hidráulicos. La idea es generar unos espacios amplios, en un entorno rural, donde las privilegiadas vistas del entorno entran a formar parte del interior.

Diseño de piso en Barcelona

Mobiliarío procedente de EGO

DOM Arquitectura
Pablo Serrano (Arquitecto)
Blanca Elorduy (Interiorista)
C/Bordeus,22-24 bajos
08029 Barcelona
934100814
www.dom-arquitectura.com